Marco legal

Ley de Seguridad Privada 5/2014

La profesión de Detective Privado, está regulada por la Ley de Seguridad Privada 5/2014. En su art. 48.1 dice:

Los servicios de investigación privada a cargo de Detectives Privados, consistirán en la realización de averiguaciones que resulten necesarias para la obtención y aportación, por cuenta de terceros legitimados, de información y pruebas sobre conductas o hechos relacionados con los siguientes aspectos:

1. Los relativos al ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y en general, a la vida personal, familiar o social, exceptuada la que se desarrolle en los domicilios o lugares reservados.

2. La obtención de información tendente a garantizar el normal desarrollo de las actividades que tengan lugar en ferias, hoteles, exposiciones, espectáculos, certámenes, convenciones, grandes superficies comerciales, locales públicos de gran concurrencia o ámbitos análogos.

3. La realización de averiguaciones, obtención de información y pruebas relativas a delitos perseguibles a instancia de parte, por encargo de los sujetos legitimados en el proceso penal.

Reglamento de Seguridad Privada RD. 2364/1994

La Ley de Enjuiciamiento Civil, Ley 1/2000 de 7 de enero en su art. 265, confiere gran importancia a las pruebas e informes emitidos por los Detectives Privados, al dotarles de carácter cualificado y no siendo impugnables por la otra parte si son ratificados en sede judicial.

Dicho artículo hace referencia a los documentos que ha de acompañar a toda demanda o contestación, incluyendo en su punto 5º los informes elaborados por los profesionales de la investigación privada legalmente habilitados, sobre hechos relevantes en que apoyen sus pretensiones.